¿Quienes somos?

La trayectoria de las empresas familiares es cuestión de compromiso entre hermanos. A lo largo del tiempo, se transforma en un árbol genealógico indispensable para que la base de los principios no se desgasten con el tiempo.

El apellido Domenech es conocido en Córdoba desde el año 1978, cuando empezaron a hacer mantenimiento, reparación y modernización de ascensores. Al cabo de los años de esfuerzo y duro trabajo se posicionó, hasta a la actualidad, como una de las mejores empresas.
Ya para el año 1993, la ciudad crecía y las empresas acompañaban. Entonces, Francisco Domenech abre otra rama de servicios relacionados con edificios. Esta empresa recién empezaba pero acompañaba la trayectoria del apellido.

Al poco tiempo de iniciada, por problemas personales, tuvo que alejarse y dejo a cargo a Julio Domenech. Con poca edad pero con mucha visión y emprendimiento comienza a establecer las bases de lo que hoy es reconocido en el ambiento de la ciudad de Córdoba como una empresas seria, de calidad y, sobre todo, de compromiso. Se especializa en electrobombas, electricidad industrial y porteros eléctricos. En la actualidad cuenta en su haber con más de 250 edificios a cargo, trabaja con más de 10 empresas de construcción y cuenta con 15 empleados especializados en todas las aéreas que brinda.